No hay nada como la sensación casi mágica y a la vez sensual
del chocolate derritiéndose en tu boca, un sabor incomparable,
delicioso y único.
Se desliza por tus labios envolviendo los sentidos y entonces...
no te queda otra que dejarte sucumbir y lanzarte a probarlo...
En este Blog te ofrezco la tentación de hacerlo, por si quieres pecar...

Seguidores

lunes, 4 de marzo de 2013

Un proyecto, una ilusión...

Cuando Erika, autora de uno de mis Blogs favoritos La Ventolera, aceptó mi propuesta de colaborar con ella en un proyecto suyo dedicado a la gran cocinera argentina Blanca Cotta Blanca Cotta en nuestra cocina, la ilusión estaba servida solo era necesario elegir una de tantas recetas que vinieron conmigo en mi maleta rumbo a España y enviársela para aportar mi granito de arena, o mejor dicho mi granito de azúcar y así fue.

Muchas veces personas que no te conocen dan un ejemplo de generosidad y amistad ofreciéndote sus páginas y su popularidad para ponerla a disposición de otros. No siempre ocurre asi, por eso desde este lugarcito de Málaga, mil gracias Erika....


   http://blancacotta.blogspot.com.es/2013/03/bombositas.html


   Bombositas


Cuando alguien emigra de su país, con el tiempo se da cuenta de que una de las cosas que permanece en su mente son no solo las vivencias, sino las cosas ricas que comió en su infancia y  aquellas recetas que formaron parte de la niñez. Yo soy una de aquellas argentinas que guarda con infinita ternura las publicaciones que Blanca Cotta editaba en la revista Anteojito. De hecho guardo una amplia colección que viajó conmigo a Málaga, donde hoy resido y que muestro con orgullo a mis hijas. Por eso cuando tuve conocimiento del proyecto de Erika me puse en contacto con ella ya que su Blog es uno de mis preferidos y disfruto con él porque me transporta a aquellos sabores de mi infancia, por eso y porque admiro a Blanca por lo que supuso para mí de niña, me pareció que sería un honor participar en su homenaje y aquí estoy orgullosa y muy, muy agradecida participando con esta receta sencilla y riquísima que se hace en un plis plas.
Son una especie de masitas finas y delicadas que parecen bombones y tan, tan fáciles que les sacarán de un apuro cuando tengan una visita inesperada. Ella las llamó Bombositas pero podrían titularse Masitas de Nuez

Ingredientes:
100 gramos de manteca
 Dos cucharadas colmadas de azúcar
 Una taza de nueces molidas
 Una taza de harina

Preparación:
Mezclar la manteca con el azúcar hasta obtener una crema. Agregarle las nueces molidas y la harina. Amasar con las manos hasta obtener un bollo liso.
Tomar porciones chiquitas de la masa y darle formas de bolitas del tamaño de una nuez. Ponerlas en una placa enmantecada y enharinada, (no hace falta ponerlas muy separadas porque no aumentan). Y hornearlas a 100 grados unos 40 minutos hasta que estén sequitas, sin que se doren. Una vez retiradas del horno ponerles azúcar glasé por encima

2 comentarios:

  1. Se llamen como se llamen tienen que estar de vicio!

    ResponderEliminar
  2. Siiiii, son de esas masitas que se deshacen en la boca!!!

    ResponderEliminar

Me gusta recibir comentarios. Mil gracias por tu tiempo!!!!